jueves, 6 de marzo de 2014

Felicidades






“Tengo tantas cosas por las que darte las gracias que no cabrían ni en todas las paredes de nuestra casa. Me gustaría prometerte no protestar nunca más, no dar importancia a las cosas insignificantes, llorar solo por aquello que merezca la pena, ser siempre tan valiente como tu, y hacerte la vida más fácil, pero se que es probable que no cumpla mis promesas , y proteste por cosas insignificantes, llore sin motivo, y complique tu vida hasta el infinito. Pero lo que si te prometo es que te querré siempre, te valoraré y admiraré, te cuidaré como nadie. Te quise, te quiero y te querré tanto que mi amor por ti no cabrá ni en un millón de mundos. Prometo ser yo misma siempre, y eso será todo. No quiero nada más, sólo a ti, las cosas sencillas de nuestra vida, los sueños pequeños que son los más grandes, tus ojos verdes, tu sonrisa. Tú haces mi vida agradable, haces del invierno primaveras, y eres el sol que está siempre a mi lado, porque tú eres de esas personas especiales que siempre tienen el corazón vertido pero nunca vaciado"

¡Feliz día soleado!