jueves, 16 de mayo de 2013

Bollos de leche Margarita


Esta tarde fresquita de mayo apetece meterse a cocinar una rica merienda de esas que evocan a nuestra infancia. Y se me ha ocurrido hacer unos bollos de leche que tanto me gustaban cuando era pequeña. Una señora de mi pueblo, Margarita, les hacía buenísimos, y estoy segura que aun sigue haciéndolos, lo que pasa que ya he crecido y no me los trae. Recuerdo a mi madre llegar a casa con una bolsa grande de bollos de leche de Margarita, y de inmediato ponerse una sonrisa en nuestras boquitas.

Pues manos a la obra y a merendar una rica taza de chocolate con bollos de leche Margarita. Las tazas me las regaló mi amiga Eli el día de la boda, y son de MrWonderful, que tiene unas cosas preciosas y muy originales, que hacen que empieces bien el día.




Preparación

Primero calentamos la leche con la mantequilla y añadimos la cucharadita de vainilla junto con la levadura. Se pone en un bol y se añaden los huevos batidos, el azúcar y algo más de la mitad de la harina, y se amasa  hasta conseguir una masa homogénea. El resto de la harina se añade poco a poco y se sigue amasando hasta conseguir una masa elástica. Se hace una bola, y se deja reposar tapada con un trapo en un lugar cálido una hora aproximadamente para que aumente el volumen.

Cuando ha levado, se van formando bolas y se van dejando en una bandeja de horno, cubierta con una silicona o papel de horno, se pintan las bolas con un huevo batido y se dejan reposar hasta que de nuevo doblan el volumen, una media hora.

Antes de hornear, se les hace un corte con un cuchillo y se les pone un poco de azúcar  vainillado y se hornean a 220º durante unos 15 minutos.

Y al marmita¡¡¡¡¡