miércoles, 4 de diciembre de 2013

Al calor de una chimena



Que bien se está al lado de un buen fuego. Estos días tan soleados de frío invierno me encantan porque puedes aprovechar para dar mil paseos por el campo, andar en bici, respirar aire puro y cuando empieza a marcharse el sol regresar al calor de tu casa, con tu mantita y tu lumbre que es una maravilla, y ya si a eso le unes el olor de unas magdalenas hechas al horno y una rica infusión para que queremos más, bueno y como no una buenísima compañía, o un libro, o una mascota sentada a tus pies o sobre tu regazo.

En fin, que me encantan estos días, fríos pero precisos, y os dejo algunas imágenes evocadoras que os van a enamorar.

Feliz jueves desde un soleado frío día de invierno.
 
Fuente

Fuente

 
Fuente