jueves, 11 de julio de 2013

EN BERLIN HAY UN TESORO

Es duro echar a alguien de menos, pero peor es ser la persona que se va. A esta conclusión llegue ayer después de hablar con mi hermana vía webcan, y todavía es mas duro, si cambias de país, constumbres, idiomas….



Esta entrada no es para deciros lo mucho que quiero a mi hermana, ni para quejarme porque se haya tenido que ir al extranjero a “sacarse las castañas del fuego”, ni para hablar de las horas de viaje que tiene que hacer para ver un poco a la familia o amigos, eso la mayoría ya lo sabeis; sino para compartir con vosotr@s lo bonito, lo alegre, la suerte que tiene de viajar,  los lugares tan mágicos que conoce y que me envía y que ahora comparto con vosotr@s, las fotos del viaje que hice para verla, y sobre todo para haceros participes de que es una privilegiada, una trotamundos, que así, conociendo mas gente, a uno se le ensancha el alma y el pensamiento se vuelve mas circular, en fin, se crece.

Desde aquí te hago un guiño de la mejor manera que sé hacer, en mi casa, en mi blog. Disfruta Taly.









“Hermana: como las ramas de un árbol, crecemos en distintas direcciones pero nuestra raíz continúa siendo una sola. Así, la vida de cada una será siempre una parte esencial de la de la otra.”