viernes, 6 de septiembre de 2013

La vuelta a clase y al trabajo



Qué tristeza me daba cuando era niña volver al cole, o al instituto, y es que mis vacaciones de verano eran tan maravillosas que es normal que no quisiera que terminaran nunca, pero por lo menos había algunos placeres que esperaban al comienzo de septiembre que hacían más amena la vuelta, como las fiestas de mi pueblo, el olor de la casa de mis padres, de los libros nuevos, los jerseys de invierno, la vendimia, la clase nueva, los nuevos profes, y sobretodo el encuentro con mis amigas.

En la Universidad la vuelta a las clases era una continuación del verano, de contar las novedades y los amores de verano, de piso compartido, de salir por las noches, de las madrugadas eternas, de fiesta, y más fiesta, un continuo de diversión.

Y ahora me sigue encantando septiembre, porque para mi es cuando comienza un nuevo año, nuevos proyectos, nuevas ideas, nuevos trabajos, ferias, cambios importantes en tu vida, y sobretodo tener a alguien maravilloso con quien compartirla. Este curso me esperan muchas cosas nuevas y he puesto el corazón y el alma en cada una de ellas.

Por cierto hoy empiezan las fiestas de mi pueblo, me encantan. Hay cosas que no cambian y no deberían hacerlo nunca, estas fechas son especiales. (Los que tenéis un pueblo lo comprenderéis)

Os dejos con algunas ideas e imágenes que os inspiren un poco de positivismo para aquellos que se les hace más cuesta arriba el final de verano.

Recuerda tu puedes con todo: Preparate una buena merienda todos los días, compra una pizarra y escribe cada día un mensaje positivo, compra un bonito vestido para el primer día de trabajo, decora los cuadernos con cromos antiguos, haz de tu lugar de trabajo el mejor sitio del universo, compra un bonito maletín o mochila para los libros, hazte con una máquina de escribir para dar estilo a tu escritorio, y sobretodo haz una fiesta todos los días.

"El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será tarde"
Gabriela Mistral 

Feliz fin de semana


Fuente

Fuente

 
Fuente